Programa

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Cursadas - Cursada actual

[ Descargar ]

"Epistemología y Métodos de Investigación Social"

2do Cuatrimestre 2014


Universidad de Buenos Aires

Facultad de Filosofía y Letras

Departamento de Ciencias Antropológicas

Profesor a cargo: Eduardo Emilio Glavich[1]

 

 

A. A modo de fundamentación

 

¿Por qué una nueva Materia de epistemología?

El programa que desarrollamos a continuación fue elaborado a partir de una serie de reflexiones con respecto a la epistemología que intentan desnaturalizar el término, en tanto pareciera sólo referirse al terreno estricto del pensamiento científico. Visto que se busca realizar un programa de epistemología para la carrera de Antropología, en principio, nos parece necesario considerar la ciencia como una forma más de conocimiento entre otras. Por lo tanto, se trata de una discusión que, en primer lugar, propone reflexionar sobre la entidad del conocimiento, para pasar luego al recorte que la ciencia ha hecho sobre esta forma humana de vincularse con la realidad. Es en este sentido que abordamos la epistemología desde una perspectiva antropológica.

 

¿Por qué esta nueva orientación epistemológica en antropología?

Otras consideraciones que fueron necesarias para la elaboración de este programa están en relación con las discusiones que hace más de quince años se vienen desarrollando en la carrera de Antropología sobre la necesidad de un cambio del plan de estudios. En dichas discusiones, que transcurrieron y transcurren tanto en el ámbito de la Junta departamental como en diferentes comisiones y jornadas de carácter estudiantil e ínter claustro, ha surgido, como crítica al plan actual, la identificación de algunas falencias dadas por la inexistencia de contenidos filosóficos y cierta ineficacia de dicho plan para la formación de los estudiantes en el trabajo de investigación, entre otras cuestiones. Estas falencias involucran a las materias de contenidos epistemológicos y metodológicos y a los seminarios de investigación, por lo que se ha comenzado a pensar, como propuesta para una reforma, el armado de un área o taller que involucre estos contenidos y que transcurra a lo largo de la carrera, en paralelo a los contenidos teóricos.

El programa que presentamos plantea, en principio, la discusión acerca de las teorías del conocimiento (o gnoseología) y culmina con el análisis epistemológico de algunas investigaciones antropológicas con el objeto de establecer relaciones con contenidos metodológicos que favorecerían la reflexión al interior del proceso de investigación. De esta forma, establece una conexión entre la epistemología y las teorías e investigaciones antropológicas, hoy casi inexistentes en la carrera de Antropología. Estudiando ambas cosas por separado pareciera que la teoría no tuviera fundamentos y que la epistemología fuera un campo separado de la producción antropológica. Estableciendo este vínculo, podemos entender la Antropología como un campo disciplinar específico que emerge en un “suelo” epistémico determinado.

Asimismo, desde esta perspectiva antropológica de la epistemología y, más en general, desde la perspectiva de una epistemología de las ciencias sociales, se hace necesario desarrollar un programa que contemple la emergencia de la ciencia no sólo como una forma de conocimiento recortada sobre la magia y la religión sino, también, como una práctica que se desarrolla en marcos específicos histórico-sociales. Es decir, la ciencia en tanto práctica social que se desarrolla en una “comunidad científica” que le adjudica validez, está limitada por marcos institucionales atravesados, necesariamente, por las relaciones de poder que dominan una sociedad en un momento histórico concreto. Esta práctica científica, lejos de ser neutral, contiene como supuestos epistémicos (en sentido amplio) los posicionamientos teórico-políticos que la hacen interactuar en el conjunto social con otras prácticas. Por lo tanto, resulta imprescindible reflexionar acerca del funcionamiento de dicha práctica en las actuales estructuras de producción del conocimiento, atendiendo a las particularidades de nuestras condiciones institucionales.

En el mismo camino, y entendiendo el lenguaje -en una primera aproximación- como una forma de transmisión, se hace inevitable el análisis de su función en la producción de conocimiento, en tanto práctica social. El lenguaje puede ser entendido como un mero vehículo o como una práctica performativa del conocimiento. Asimismo, la ciencia ha construido sus propios lenguajes que la diferencian del “sentido común” y que la constituyen como tal, involucrando a su vez criterios de verdad y de legitimación. También desde la Antropología se ha analizado el lugar del lenguaje en la constitución de la cultura y en su interpretación, así como en la práctica de traducción de una cultura a otra. El lenguaje como práctica social se presenta entonces como parte constitutiva y productiva de la episteme. Por otro lado, la discusión en torno al lenguaje en el terreno de la producción de conocimiento presenta una problemática que puede ser útil como marco de comprensión para los contenidos de otra materia de la carrera de Antropología –Elementos de lingüística y semiótica- que hoy aparece un tanto desarticulada con respecto a la propuesta curricular en su conjunto.

En suma, el programa que presentamos propone una perspectiva antropológica de la epistemología de las ciencias sociales, que involucra a la ciencia como una práctica social de producción de conocimiento, validada de manera particular en un contexto histórico-social específico con respecto a otras formas de conocimiento y que involucra otras prácticas sociales productoras y productos de la sociedad -como el lenguaje. Lejos de plantear posiciones cerradas sobre estas problemáticas, toda la formulación del programa, así como su puesta en práctica está orientada a plantear y discutir estos temas. Se intentará producir conocimiento buscando la interacción y el diálogo entre diferentes posicionamientos teórico-prácticos. Los contenidos del programa y su puesta en acto no apuestan entonces a proponer una perspectiva teórica como la más correcta o verdadera, sino a abrir la discusión brindando herramientas y generando un pensamiento colectivo.

Finalmente, si bien la elaboración de este programa se realizó pensando en una materia para la carrera de Antropología, consideramos que la epistemología de las ciencias sociales se constituye como un campo transdisciplinario. Por ello, en la elaboración del programa han participado estudiantes, docentes y graduados de distintas disciplinas sociales y humanísticas, y consideramos que estos contenidos pueden resultar interesantes para la formación de los estudiantes de otras carreras de esta facultad, sobre todo aquellos que carecen por completo de contenidos similares.

 

B. Objetivos y propósitos de la materia

  • Que los estudiantes conozcan y puedan posicionarse críticamente respecto de los supuestos gnoseológicos de la producción de conocimiento en ciencias sociales.
  • Que los estudiantes conozcan y puedan posicionarse críticamente respecto de las condiciones político - institucionales de producción de conocimiento.
  • Que los estudiantes puedan reconocer los supuestos epistemológicos en producciones de distintas corrientes teóricas.

 

C. Contenidos y bibliografía obligatoria por Bloques Temáticos

BLOQUE TEMÁTICO A: Epistemología de la academia (Unidades I y II)

Unidad I: Condiciones de producción del conocimiento en la academia

Las imágenes que circulan socialmente acerca del trabajo científico suponen que la práctica científica -una vez vencidos los “obstáculos” propios del acercamiento al objeto- se realiza al margen de cualquier condicionamiento.

Algunas perspectivas plantean, por el contrario, que en la condición de producción de las ciencias sociales se encuentran los mismos elementos que estas toman como objeto: la política, el poder, la lucha de clases, las lógicas institucionales.

Dentro de esta última postura habría dos salidas posibles:

-¿Se trataría entonces de hacer una sociología del campo científico e intelectual como condición de posibilidad del conocimiento científico, en la medida que se explicitan lógicas de producción que no se hacen visibles por sí mismas? ¿La finalidad de esta “sociología” sería neutralizar estas determinaciones para poder finalmente producir un conocimiento científico despojado de las contingencias del contexto en el cual está inmerso?

-¿O por el contrario, el desafío sería modificar el rol del intelectual? No se trataría de despejar toda contaminación política o ideológica para encontrarse al fin con la ciencia, sino de intervenir en la transformación de los regímenes de producción de verdad ¿Se puede desde el paradigma científico realizar esta intervención? En la medida que se intente alterar dicho paradigma para que contemple esta posibilidad de transformación, ¿sigue perteneciendo al campo científico o deja de ser tal para convertirse en otra cosa?

 

Bibliografía obligatoria

 

  1. Bourdieu, P. “El campo científico” en: Intelectuales, política y poder, Buenos Aires, Eudeba, 1999.
  2. Foucault, M, “Verdad y poder” en: Un dialogo sobre el poder, Buenos Aires, Alianza 1995.
  3. Derrida, J. “Las pupilas de la universidad. El principio de razón y la idea de Universidad” en: Cómo no hablar y otros textos, Barcelona, Proyecto A ediciones 1997. (Selección).

 

Actividad: a definir.

Unidad I!: Marco metodológico/político de la cursada

Pensar que la experiencia (práctica/teórica) que transcurre en cada aula y en la facultad no forma parte de las condiciones de producción del conocimiento nos lleva a naturalizar las formas de relacionarnos con las demás subjetividades (estudiantes, docentes, nosotros mismos) y con los textos-contenidos.

Trabajaremos la experiencia antecedente de esta Materia que constituyó el seminario “Conocimiento, verdad y poder. Una visión crítica de la epistemología de las ciencias sociales”, a partir de reflexiones registradas en el último encuentro del mismo. Introduciremos también ciertos “hitos” de la lucha político-institucional que redundaron en la aprobación de la materia, orientándonos a su problematización colectiva. ¿Hitos académicos y/o hitos políticos? ¿Qué posibilita pensar la distinción entre lo académico y lo político y/o qué oculta? En otro orden, daremos cuenta de la dinámica propuesta a partir de pensar las formas de comunicación en su dimensión educativa, los dispositivos metodológicos como políticas de interacción y subjetivación. ¿Qué interacción para qué sujeto de conocimiento? ¿Cómo se implican los contenidos y las formas? ¿Cómo concebir el conocimiento? ¿Cómo pensar la relación entre conocimiento, saberes y situación cognoscitiva?

 

Bibliografía obligatoria

  1. AA.VV., El (Mal) estar en la academia, Buenos Aires, FFyL, 2007.
  2. Rancière, J., El maestro ignorante, Buenos Aires, Editorial Libros Del Zorzal, 2007, (selección).
  3. AA. VV., El problema de la democratización en la UBA, Buenos Aires, FFyL, 2011.

Bibliografía secundaria

 

  1. AA.VV., Borradores de trabajo sobre El maestro ignorante de Ranciere.


BLOQUE TEMÁTICO B: Teorías del conocimiento, presupuestos y problemas (Unidades III y IV)

 

Unidad III: Teorías del conocimiento (Presupuestos)

Toda epistemología supone una teoría del conocimiento, esto es, una respuesta frente a las preguntas sobre qué es conocer o qué entendemos por verdad.  No es posible hacer epistemología sin  una definición precisa de estos conceptos, y sin embargo, esto no sucede en nuestra carrera. Nos proponemos en esta unidad familiarizarnos con algunos textos de impronta filosófica que abordan la teoría del conocimiento.  Buscamos   en ellos algunas respuestas frente a preguntas que son fundamentales pero que generalmente no están explícitas en las teorías antropológicas. Nos referimos a preguntas tales como  ¿Proporciona el conocimiento un acceso a la realidad?  O ¿Qué es la verdad?

“La única verdad es la realidad”, decía alguien, sin imaginar quizás, las tensiones epistemológicas que se ponen en juego al afirmar esto. Sólo recorriendo una de las vetas que esta afirmación propone, se puede decir que algo es verdadero en la medida en que se corresponda con la realidad. Y esta fue una de las respuestas más difundidas que se ha dado a la pregunta acerca de qué es la verdad. Esta respuesta supone que interviene un sujeto de conocimiento independiente de la realidad que investiga que se limita a recibir y reflejar los estímulos del objeto existente. La respuesta empirista al problema del conocimiento sigue vigente y es incluso predominante en una parte considerable de las teorías científicas. La otra respuesta tradicional, y rival de la anterior, sostiene que la verdad se relaciona con la capacidad que tiene la razón para construirla. Es una relación de conocimiento racionalista que supone que la realidad se puede captar a través de la razón. La respuesta racionalista es predominante en disciplinas como la matemática o la geometría, sin embargo, hoy  también podemos rastrear su herencia en las ciencias sociales.  Como determinación crítica frente a estas dos posibilidades aparece el “criticismo” kantiano.  Mirados desde el punto de vista kantiano tanto el empirismo como el racionalismo comparten una idea en común que es la de postular que a través del conocimiento  tenemos acceso a la realidad tal cual es.  Lo determinante a la hora de conocer estaría, entonces,  en el objeto.  Esta posición que es conocida como realismo está en las antípodas del idealismo kantiano que  sostiene que no podemos conocer la “cosa en si” sino sólo lo que nuestra sensibilidad y nuestra razón pueden conocer de las cosas.

Este tipo de idealismo lo propone es que toda relación entre un objeto y un sujeto de conocimiento, no es una relación dualista y escindida, no se trata de construir conceptos que reproduzcan lo real reducido a una serie de datos empíricos, que de alguna manera se acomodan al concepto, o al revés, de conceptos que se acomodan a datos empíricos. Sino, que se trata de entender que en lo real los conceptos son una unidad con lo empírico y constituyen el problema del conocimiento.

Por otro lado, radicalizando la determinación del sujeto en el proceso de conocer se presenta el perspectivismo que supone al conocimiento una invención y que agrega el lenguaje como variable a considerar en la teoría del conocimiento.  Algunas metodologías que usamos en Antropología como la historia oral o el análisis del lenguaje son tributarias de esta teoría del conocimiento.

De modo que, si el conocimiento aspira a la verdad y, a su vez, la ciencia se presenta como el instrumento privilegiado en ese sentido, ¿qué supuestos de teoría del conocimiento subyacen en el “hacer ciencia”?, ¿cuál es preferible?, ¿a qué teoría de la verdad adscriben los científicos?

Bibliografía obligatoria

  1. Platón, Fedón, Madrid, Gredos, 1988, 64a-67d
  2. Platón, República, Madrid, Gredos, 1988, VII, 514a - 519d.
  3. Bacon, F., Novum Organun, Buenos Aires, Ediciones Orbis, 1984, Libro Primero, (pp. 27–44).
  4. Kant, I.,  Crítica de la razón pura [Trad. Pedro Ribas], Barcelona, RBA, 2004, Prefacio a la 2º edición.
  5. Châtelet, F. Una historia de la razón. Conversaciones con ÉmileNoël, Valencia, Pre-textos, 1998, caps. 1, 2 y 5.

10.  Nietzsche, F., Sobre verdad y mentira en sentido extramoral, Madrid, Tecnos, 2005

11.  Nietzsche, F., "Cómo el 'mundo verdadero' acabó convirtiéndose en una fábula" En: Crepúsculo de los ídolos, Madrid, Alianza, 2006, p. 57-58

 

Bibliografía secundaria

12.  Platón, Menón, Madrid, Gredos, 1988, 81d-86ª

13.  -----------, Fedón, Madrid, Gredos, 1988, 73a-77a

14.  Kant, I., Crítica de la razón pura [Trad. Pedro Ribas], Barcelona, RBA, 2004, Introducción I-III

 

Unidad IV: Teorías del conocimiento (Problemas)

Lejos de cerrar el análisis sobre los problemas y los supuestos que subyacen a las teorías del conocimiento, intentaremos seguir abriendo más puntos de tensión en el proceso de conocer.

Uno de los elementos que entran en juego en dicho proceso es el lenguaje, por lo que nos haremos algunas preguntas: ¿Organiza el lenguaje la percepción del mundo? ¿El pensamiento es independiente del lenguaje con el que se lo hable? Preguntas como estas suponen un parte aguas en la teoría del conocimiento. De acuerdo a cómo se contesten, varía la concepción de lo que significa conocer y de lo que significa la verdad. Se propone en esta unidad sospechar de la transparencia del lenguaje en la búsqueda de los supuestos que lo organizan.

A partir de la hipótesis de que en todo este proceso subyace una determinada lógica de poder, pondremos en cuestión el lugar de privilegio en el que se encuentra el discurso científico y su lenguaje con respecto a otros saberes. Se discutirá especialmente la creencia de que por medio de la investigación científica, el hombre ha alcanzado una reconstrucción conceptual del mundo que es cada vez más amplia, profunda y exacta, y si dicha reconstrucción es resultado de un proceso estrictamente racional. A partir de la noción de “episteme”, se problematizará el papel de la ciencia como discurso que actúa sobre el saber redistribuyendo, validando, confirmando y alterando sus elementos.

Las condiciones de producción del conocimiento en la antropología llevan la impronta de esta jerarquización, con el plus quizás de que justamente su objeto de estudio tradicional son estos saberes segregados y negados a la hora de constituirse como tal.

Este procedimiento de negación (como iguales) y afirmación (como objeto de estudio) al mismo tiempo no tiene nada de contradictorio, porque entendemos que justamente tomarlos como objeto y hacerlos hablar desde la lógica científica, en este caso antropológica, sigue respondiendo a la misma relación de control y sometimiento.

Bibliografía obligatoria

 

15.  Scavino, D., “El giro lingüístico” En: La filosofía actual (Pensar sin certezas), Buenos Aires, Paidós, 2000.

16.  Ibáñez, T., “Variaciones sobre el relativismo”, en: Municiones para disidentes, Barcelona, Gedisa, 2002

17.  Foucault, M., La verdad y las formas jurídicas, Barcelona, Gedisa, 1989, Primera conferencia, (pp. 13–33).

18.  Foucault, M., “Ciencia y saber”, en: La arqueología del saber, Mexico, Siglo XXI, 1999.

 

 

BLOQUE TEMÁTICO C: ¿De qué está hecho el saber científico? (Unidades V y VI)

 

 

 

Unidad V: ¿Cómo funciona la ciencia “internamente”?

Al tiempo que la ciencia es constituida como ámbito legítimo y privilegiado de producción de conocimiento, distintas perspectivas epistemológicas disputan acerca de ¿qué caracteriza al conocimiento científico?, ¿a través de qué procedimientos se genera? ¿Son la experiencia y la coherencia los tribunales máximos que permiten dirimir la verdad? ¿qué papel juega la experimentación? ¿Hay algún método para la construcción del conocimiento científico? ¿cómo se construye su objeto de investigación? ¿qué factores influyen en su desarrollo? ¿Cómo se producen los cambios en las concepciones científicas? Este discurrir "interno" presupone la existencia de un ámbito científico separado del resto de la sociedad. De ahí la polémica entre internalismo y externalismo, cuyo trasfondo es la pregunta por cómo se relacionan el conocimiento científico y la sociedad. Estos son algunos de los problemas que abordaremos en esta unidad y que distan de estar resueltos en los ámbitos donde los científicos reflexionan.

Bibliografía obligatoria

19.  Popper, K., "La lógica de las Ciencias Sociales" En: Adorno, T. y otros, La disputa del positivismo en la sociología alemana, Barcelona, Grijalbo, 1973.

20.  Kuhn, T. S., La estructura de las revoluciones científicas, México, F.C.E., 1995, “Introducción: un papel para la historia”, (pp. 20–32) y “Capítulo 12: La resolución de las revoluciones”, (pp. 224–246).

21.  Feyerabend, P., Contra el método, Buenos Aires, Ediciones Orbis, 1984, "Prefacio" (pp. 11–17) “Capítulo XI” (pp. 90–93) y “Capítulo XII” (pp. 94–105).

22.  Osorio, J. Crítica de la ciencia vulgar” y “Sobre epistemología y método en Marx” (cap. 1), en: Revista Herramienta, nº 26.

23.  Glavich, E., “Las ciencias sociales, entre la armonía y el conflicto”, en: compilación de Guiber, N. T.  (editora), Ciencia: un camino entre continuidades y rupturas, Bs. As., Editorial Biblos, 2000.

Bibliografía secundaria

24.  Popper, K., La lógica de la investigación científica, Madrid, Tecnos, 1962, Prefacio, Cap. I, § 3, 5, 7-8, Cap. V, § 25, 27, 29-30.

25.  Marx, K., El Capital, Buenos Aires, Siglo xxi, 2004, Epílogo a la 1ª y 2ª edición.

26.  Marx, K., “El método de la economía política” En: Introducción general a la crítica de la economía política / 1857, Cuadernos de Pasado y Presente, N° 1, México, 1987, Parte III

27.  Bourdieu, P., Chamboredon, J. C., Passeron, J. C., El oficio de sociólogo, México, Siglo XXI, 1993.

Unidad VI: Epistemología de la antropología

Considerando las matrices epistemológicas que hacen a las metodologías de la práctica antropológica, intentaremos desnaturalizar dicha práctica a través del reconocimiento y el análisis de los supuestos epistémicos que subyacen a las diferentes propuestas. La relación sujeto-objeto o ¿cómo se construye el objeto de conocimiento antropológico?, ¿qué sucede cuando el objeto es un sujeto?, la verdad o ¿cómo se produce conocimiento en antropología?, ¿cuáles son sus mecanismos de validación?, y si la antropología tiene una especificidad como ciencia, son algunos problemas que proponemos abordar en esta última unidad. También el tipo de acceso/construcción/entendimiento de la realidad que se propone la disciplina, si ésta puede considerarse una ciencia y bajo qué parámetros. Para ello, realizaremos el análisis de algunas corrientes teóricas de la antropología que dieron lugar a diferentes posicionamientos ante la práctica de investigación.

Asimismo, considerando la creciente participación de los estudiantes de edición en la materia, nos pareció pertinente indagar en tres textos claves para la formación de los editores: Bourdieu, Chartier y Ferreiro. En estos textos, se abordará la relación entre lector, autor y texto, el objeto libro como bien simbólico y la relación sujeto objeto en el marco del campo editorial.

Bibliografía obligatoria

 

28.  Bateson, G. Pasos hacia una ecologia de la mente, Buenos Aires, Ed. Lohlé-Lumen, 1988. "La cibernética de "sí mismo" (self): una teoría del alcoholismo" (pp. 339-367)

29.  Bourdieu, P. “Las reglas del arte. Génesis y estructura del campo literario” Anagrama, 1995.  Cap. 3 “El mercado de los bienes simbólico”

30.  Chartier, R.  “Escuchar a los muertos con los ojos”. Buenos Aires, Katz Editores, 2008.

31.  Ferreiro, E., Leer y escribir en un mundo cambiante”, en: Pasado y presente de los verbos leer y escribir, 2 ed, FCE.

32.  Geertz, C. «La 'conversión interna' en la Bali contemporánea», en: La interpretación de las culturas, Barcelona, Gedisa, 2002,(pp.153 a 167)

33.  Godelier, M., “¿Qué es un acto sexual?”, en: Cuerpo, parentesco y poder. Perspectivas antropológicas y críticas, Quito, Abya Yala, 2000. (pp. 55-89)

34.  Harris,M. Teorías sobre la cultura en la era posmoderna, Barcelona, Crítica, 1989. Cap 1, "Conceptualización de la cultura"

35.  Lévi-Strauss, C. El pensamiento salvaje, México, FCE, 1999. Cap 1: "La ciencia de lo concreto" p.11-59

36.  Malinowski, B., El cultivo de la tierra y los ritos agrícolas en las islas Trobiand, Barcelona, Labor, 1977, Cap. 11: "El método de trabajo de campo y los hechos invisibles de la economía y la ley indígena".

37.  Petit, M., Nuevos acercamientos a los jóvenes y la lectura, Buenos aires, FCE, 2008 (selección).

38.   Trinchero, H., Aromas de lo exótico (Retornos del objeto): para una crítica del objeto antropológico y sus modos de reproducción, Buenos Aires, Ed. SB, 2007. Parte I. Colonialidad: 1.De la colonialidad y el conocimiento antropológico 2. Del viaje y la reflexividad en la producción etnográfica 3. Sujeto, identidad, compromiso y distanciamiento.

Actividad: a definir.

D. Bibliografía Complementaria General

(De cada uno de los siguientes textos se ha seleccionado algún/os capítulo/s para poner a disposición de los/as cursantes en las fotocopiadoras respectivas)

Althusser, L., Ideología y aparatos ideológicos de Estado, Buenos Aires, Nueva Visión, 1988.

Bachelard, G., La formación del espíritu científico. Contribución a un psicoanálisis del conocimiento objetivo, Buenos Aires, Siglo XXI, 1979.

Bourdieu, P., Chamboredon, J. C., Passeron, J. C., El oficio de sociólogo, México, Siglo XXI, 1993.

Descartes R., Discurso del método.

__________, Meditaciones metafísicas.

Firth, R., Elementos de antropología social, Buenos Aires, Amorrortu, 1976.

Foucault, M., Las palabras y las cosas, México, Siglo XXI, 1969.

Frege, G., Conceptografía, México, UNAM, 1972.

Gluckman, M., “Análisis de una situación social en la Zululandia moderna”, en: Feldman-Bianco, B.: Antropología das sociedades contemporáneas, Métodos. Global, Sao Paulo, 1987.

Horkheimer, M., Teoría tradicional y teoría crítica, Barcelona, Paidós, 2000.

Husserl, E.G.A., La crisis de las ciencias europeas y la fenomenología trascendental, Barcelona, Ed. Crítica, 1991.

Kant, I., Crítica de la razón pura.

Koyré, A., Estudios de Historia del pensamiento científico, México, Siglo XXI, 1991.

Lakatos I. y Musgrave, A., La critica y el desarrollo del conocimiento, Barcelona, Grijalbo, 1975.

Lévi-Strauss, C., El pensamiento salvaje, México, FCE, 1997.

Lourau, R., El análisis institucional, Buenos Aires, Amorrortu, 1975.

Malinowski, B., Una teoría científica de la cultura, Barcelona, Ed. Pocket Edhasa, 1981.

Malinowski, B., Ciencia, magia y religión, Buenos Aires, Planeta Agostini, 1993.

Radcliffe Brown, A.R., El método en Antropología social, Barcelona, Anagrama, 1975.

____________, Estructura y función en la sociedad primitiva, Barcelona, Ediciones Península, 1996.

Rousseau, J.J., Discurso sobre las ciencias y las artes.

Samaja, J., Epistemología y metodología, Buenos Aires, Eudeba, 2002.

Vico, G., Principios de una Ciencia Nueva.

Voloshinov, V., El marxismo y la filosofía del lenguaje, Madrid, Alianza, 1992.Whorf, B., Lenguaje, pensamiento y realidad, Barcelona, Barral Editores.

 

E. Actividades planificadas

La materia tiene una carga horaria de 6 horas semanales distribuidas en 4 horas de clases teóricas (plenarios) y 2 horas de prácticos (talleres), éstas últimas de asistencia obligatoria.

Los prácticos (talleres) se organizan en comisiones dispuestas en diferentes franjas horarias con el objetivo de garantizar la asistencia de los estudiantes y su participación en el trabajo. En dichas comisiones se realizará una lectura crítica de la bibliografía, a partir de la exposición de los textos por parte de los/as participantes de la subsiguiente discusión grupal.

 

F. Criterios de organización de grupos de estudiantes

Los agrupamientos de estudiantes estarán definidos en primer lugar, por su participación en las comisiones de trabajos prácticos (talleres); en segundo lugar, por los subgrupos que se conformen dentro de cada comisión, si la cantidad de estudiantes así lo exige para el caso de determinadas actividades.

 

G. Sistema de promoción y criterios para la evaluación

En las evaluaciones se atenderá especialmente a la posibilidad por parte de los estudiantes de plantearse preguntas y sostener un posicionamiento fundamentado, aún cuando fuere en forma tentativa, respecto de las problemáticas trabajadas en los distintos puntos del programa.

Desde una perspectiva más integradora, se espera que los estudiantes puedan reconocer los supuestos gnoseológicos y epistemológicos de producciones de distintas corrientes teóricas dentro del área de las ciencias sociales, así como reflexionar críticamente acerca de las condiciones político-institucionales de su producción.

Las formas de evaluación estarán de acuerdo con la reglamentación vigente. Se propone el sistema de promoción con instancia final obligatoria. Para obtener la regularización, a fin de rendir la evaluación final, el/la estudiante deberá acreditar un 75% de asistencia a las clases prácticas y la aprobación con promedio simple de 4 (cuatro) o más puntos de dos instancias de evaluación parcial.

Nota: los puntos E, F y G se terminarán de acordar colectivamente entre los/las integrantes del colectivo de trabajo de la Materia y los/las cursantes.

 

 

Colectivo de trabajo

Agosto 2014

 


[1] Si bien con el fin de atender a las formalidades vigentes el firmante es el Profesor Eduardo Emilio Glavich, este programa fue elaborado colectivamente y será también dictado en forma colectiva.

Suscribirse a la lista de correos 2014

Consultar este grupo